27
Views

No es un secreto que los japoneses aman a los gatos. Después de todo en el país del sol naciente podemos encontrar baterías externas con forma de gatos, camas para gatos excéntricas e incluso cosplays de Pokémon para gatos.

Pero, ¿a qué se debe que a los japoneses tengan una debilidad por esas bolas de pelos que dicen nya, a la que llaman gatos? Esa es una cuestión a la cual el portal de Internet Joshi Spa buscó una respuesta de la mano del experto en psicología Hitagi, el cual analizó el feedback de un gran numero de dueños de gatos para descubrir exactamente qué es lo que hace que los felinos sean tan famosos en Japón. 

Obviamente, la lindura es un gran factor, como su piel suave y esponjosa ademas de sus maullidos (sin olvidarnos de los ronroneos), las patas suaves son unos de sus muchos puntos fuertes. Pero la investigación arrojó otra conclusión: los japoneses aman a los gatos porque son tsunderes.

Para los que no estén familiarizados con el término, tsundere es la combinación de tsuntsun (distante y frío) y deredere (intensamente dulce y cariñoso). Se utiliza para describir un rasgo de personalidad para las chicas (casi siempre) que “cambian de un lado a otro entre aferrarse emocionalmente a ti y luego no querer nada que ver contigo, según un cambio espontáneo de ánimo momentáneo o de circunstancias caprichosas”.

Los tsundere llevan un tiempo siendo uno de los arquetipos de personalidad más populares en la industria del anime y manga para los intereses amorosos. Sin embargo, la descripción de este tipo de personalidad tiene una gran similitud con el comportamiento de los gatos. Pues ellos se acercan a ti buscando cariño para a los 5 minutos, o menos, irse y ya no quererte ver el resto del día.

Hiragi no cree que los japoneses amen a sus gatitos tsundere debido a una transferencia de sus fetiches en el anime. Por el contrario cree que la afinidad a sus compañeros animales se debe a un valor proveniente de la sociedad japonesa. “Estadísticamente hay muchas personas en Japón que a menudo piensan en que es lo que pueden hacer para ayudar a otro”, comentó Hiragi. 

Y después agregó: “Existe un fuerte interés por parte del código de conducta personal de los japoneses para buscar ayudar al prójimo antes que a ellos mismos. Entonces, incluso en su relación con sus mascotas, incluso si su mascota no es particularmente obediente, muchas personas son felices de anteponer las necesidades de sus gatos a las suyas y actuar en consecuencia”. 

Hitagi concluye que para muchos dueños de gatos en Japón, el ayudar a su mascota es más gratificante desde un punto de vista emocional. Se prefiere eso, que el tener una mascota que juegue con ellos con solo ordenárselo (cof, cof, perritos).

Fuente:  soranews24
Consigue el manga en español: Toradora!

Article Tags:
·
Article Categories:
Articulos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *