23
Views

La industria del anime mantiene una labor constante en sus producciones dentro y fuera de Japón, como uno de los mercados más populares en animación, aunque uno de los mayores factores que perjudica día a día a los animadores se encuentra en los bajos salarios a causa de la mala administración financiera de las empresas.

En Japón, una pequeña parte de más de 430 estudios de animación cuentan con la capacidad para manejar sus finanzas, desde planificación de los ingresos hasta la importancia de las reservas financieras para situaciones como la pandemia por COVID-19, que obligó a muchas compañías a trabajar desde casa y cancelar nuevos proyectos para eliminar los contagios.

La semana pasada fue publicado un reportaje del medio online Tokyo Keizai, quien platicó con un miembro anónimo de la industria de la animación para descubrir la causa de los bajos salarios que afectan a los animadores, el cual sí es perjudicado por la mala capacidad financiera de sus gerentes.

Muchos gerentes no pueden leer el balance general, no pueden rastrear el dinero que entra y sale de la empresa, no entienden la importancia de las reservas internas y solo les preocupa vivir de sueldo en sueldo. Entonces, cuando se quedan sin dinero, acuerdan trabajar en un nuevo proyecto de anime para recibir un pago por adelantado, sabiendo todo el tiempo que el trabajo está más allá de la capacidad del estudio, y luego se encuentran con problemas de producción y el lugar de trabajo termina en ruinas. . La raíz de los problemas laborales en la industria del anime proviene de la incapacidad de los gerentes para planificar con anticipación y mejorar las finanzas.

Actualmente, los estudios de producción de anime no se han declarado en bancarrota a causa de la pandemia, pero esto no descarta que el 40% de las compañías se encuentran en números rojos, a pesar de mantenerse trabajando en algún proyecto alrededor de tres años. El problema comienza cuando las empresas reflejen sus gastos con las pérdidas en taquillas, eventos de animes y otras formas de ingresos que el COVID-19 no les permite obtener.

Según el artículo, las producciones de anime sobreviven gracias a las reuniones entre compañías para reducir el riesgo financiero de un proyecto, esto evita que el estudio invierta en sus propiedades hasta que el comité de producción lo demande.

 Hay muchas personas que se centran solo en el exceso de trabajo y los problemas de producción, pero creo que la industria del anime es una buena industria. Hay una fuerte sensación de que todos están trabajando para lograr un objetivo. Creo que esta es la mayor diferencia para las empresas en un campo diferente. La industria del anime está llena de plazos estrictos y la paga es baja. Pero las personas que trabajan y qué tipo de satisfacción obtienen son importantes para usted como ser humano. Es algo de lo que me di cuenta nuevamente con la situación del coronavirus

Un ejemplo claro de la buena administración financiera es el Studio Khara, empresa fundada por Hideaki Anno, creador de Neon Genesis Evangelion, quienmantuvo un estándar económico bueno, gracias a que Anno aprendió sobre la contabilidad en un empresa, para invertir el 100% del capital de la compañía en las películas Rebuild of Evangelion.

Otras de las industrias con capacidad financiera es el equipo del maestro de la animación Makoto Shinkai, creador de películas populares como Kimi no Nawa, Tenki no Ko y Cinco centímetros por segundo. El éxito del animador japonés está en el buen equipo y la cultura de trabajo que creó para su empresa, que le permite con el paso de los año desarrollar grandes cintas de animes.

Una opción positiva para eliminar este problema sería al implementar programas de capacitación financiera, sin embargo, el entrevistador comentó que esta solución no puede ejecutarse en todas las empresas, debido a la actual falta de recursos económicos, lo que ha provocado una baja calidad de la animación y el descontento de los empleados por los bajos salarios.


Fuente: Otaku PT

Article Tags:
· ·
Article Categories:
Anime

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *