98
Views

Desde Manga México te hemos traído algunas de las columnas más interesantes de ANN, donde se ha hablado sobre temas que atañen a la comunidad otaku y a todos los fanáticos del anime que siempre quieren conocer más.

En está ocasión te traemos su última columna, donde se habla del rumbo que tomará el anime en el futuro y hacía donde va el camino de los fanáticos de este genial arte. Tras unos años donde la animación japonesa ha tenido altas y bajas, y donde los escándalos y linchamientos están a la orden del día en redes sociales; es necesario tomarse un tiempo y preguntar: ¿hacía dónde vamos?

El medio ANN comienza con decir que este año ha sido “malo” es la subestimación del siglo. Ha sido traumático, frenético y triste. Algunos se preguntan si todavía vale la pena seguir vendo anime, particularmente después de ver el comportamiento de otros fanáticos frente a sucesos como el incendio provocado a KyoAni. Como en la mayoría de las temas, “cuando más tiempo en línea estemos, peor nos sentiremos”.

¿A dónde se va desde aquí? Aunque es válido dar un paso atrás después de sentirse frustrado por las personas y drama en Internet, es evidente que no se puede recomendar dejar algo que amas, en este caso el anime.

Hay cierto espíritu en los fanáticos del anime. Una ayuda comprometida y unión por las cosas en común que no aparen en las redes sociales tanto como deberían. Ese tipo de cosas es lo que convirtió a los otakus en lo que son hoy. A pesar de ser una comunidad mucho más pequeña que la cultura de los cómics o los videojuegos, los otakus están mucho más organizados y  estructurados.

A partir de un simple gusto, se han construido medios y bases de datos de periodismo y cantidad de texto escrito en lugares como Wikipedia. Se han viralizado referencias a nivel mundial, incluso aunque existe la barrera del idioma. La comunidad otaku también posee un circuito de convenciones más robusto y desarrollado que casi cualquier otro fandom. Incluso se tiene una marcada presencia en los medio de comunicación.

Por todas esas cosas, el espíritu del anime sigue ahí y vale la pena seguir apoyando nuestras series favoritas, mangas o novelas ligeras. También es necesario convertirse en un usuario de redes sociales responsables y evitar a quienes buscan peleas o que se burlan de otras personas. Lo más importante es controlar lo que traemos a redes sociales y lo que contribuimos.

Fuente: ANN

Article Tags:
· ·
Article Categories:
Anime

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *