36
Views

Aunque Japón es conocido por ser uno de los países más seguros del mundo, es inevitable que día con día se cometan crímenes de alguna naturaleza. A continuación, una recopilación de delitos acontecidos en la última semana.

Ex policía acusado de fotografiar el pecho de una mujer

Durante una sesión de asesoramiento el año pasado un ex oficial de policía tomó fotos del pecho de una mujer sin su consentimiento, motivo por el que ha sido arrestado. Yoshiharu Hachiya, de 63 años, cometió este delito durante una sesión sobre toxicómanos en la sede de la Policía Metropolitana de Tokio. Fue separado de su cargo y aún no se ha dado a conocer si admite las acusaciones.

Jugador profesional de Splatoon acusado de vi0lar a una joven de secundaria

Kai Asano fue arrestado por la presunta vi0lación de una joven de secundaria a principios de este año. El ahora ex jugador profesional de Splatoon, de 20 años, agredió a la víctima en su residencia después de invitarla a un evento popular del juego antes mencionado. Tras su arresto por relaciones sexuales forzadas y secuestro el joven negó las acusaciones.

Gerente de sala de masajes acusado por violar leyes de inmigración

La Policía Metropolitana de Tokio arrestó a Keisuke Honda, quién administraba una sala de masajes en condiciones ilegales. El hombre de 57 años empleó a tres mujeres de origen tailandés quienes vivían en Japón sin cumplir los requerimientos de la Ley de Control de Inmigración y Reconocimiento de Refugiados; ellas también fueron detenidas. 

Ex empleado acusado de intento de asesinato en Kobe

En la ciudad de Kobe un hombre que trabajaba para la empresa de transporte Yamato fue detenido por intento de asesinato. Shinichi Kakei admitió las acusaciones y declaró que “quería matar a dos personas” y “destrozar paquetes, un auto y mi computadora de trabajo”. Cuando fue detenido el hombre se negó a usar cubrebocas y fue retratado por la prensa realizando un signo de paz.

Niño llama a la policía para denunciar intento de as3sinato de parte de sus padres

En la prefectura de Nigata, la policía acudió al llamado de auxilio de un niño que declaró que sus padres querían asesinarlo. “Mis padres me atacaron mientras dormía”, dijo. “Como estaba a punto de ser asesinado, escapé”. En la casa, las autoridades encontrar los cuerpos de los padres, y la abuela, en lo que parece fue un intento de suicido. Sólo el padre sobrevivió y más tarde en el hospital admitió que “mi esposa yo intentamos matar a nuestro hijo”.

Lee nuestra entrega anterior: Crímenes de Japón #25

Fuente: Tokyoreporter

Article Tags:
· ·
Article Categories:
Crimen

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *