16
Views

Esta semana el periódico japonés Sponichi Annex dio a conocer que debido a la emergencia sanitaria a causa del COVID-19, se están realizando conversaciones entre televisoras sobre el retraso de animes programados para la temporada de verano (julio) y otoño (octubre).

Según una cadena de televisión, el anime tarda más tiempo el producirse que cualquier otro tipo de programa. Por lo que, si la situación vuelve a la normalidad, los títulos de anime no estarán listos para su transmisión.

Uno de los procesos más afectados por la situación actual es la grabación de voz, ya que implica reuniones de grupos en un entorno cerrado. Además, mucha de la carga de trabajo se subcontrata a China y Corea del Sur, países que actualmente tienen sus propias luchas relacionadas a la pandemia mundial.

Otros departamentos afectados han sido los de fotografía y composición, que suele ser la última línea de producción, donde el arte dibujado se digitaliza en una computadora para ser limpiado y ensamblado en animación.

Finalmente, con el posible retraso de las temporadas de verano y otoño, las ventas de  productos promocionales y eventos relacionados también tendrán que posponerse para que coincida con el lanzamiento de los animes en caso de retraso.

Recordemos que durante la temporada de primavera varios animes han sido retrasados a causa del coronavirus, sin fecha concreta para que vuelvan a ser emitidos en televisión o plataformas de streaming.

Fuente: otakupt

Article Tags:
· · ·
Article Categories:
Anime

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *